A medida que el tiempo pasa, podemos ver que la tecnología esta cada vez mas presente en el día a día de las personas, principalmente por que es útil, cada vez mas accesible, cada vez mas cómoda y fácil de usar, y también por que cada vez es mas útil empresarialmente (y ciertamente, la mayoría de nosotros trabajamos en empresas).

Esta situación deriva sin duda en que cada vez mas y mas datos pasan a estar gestionados por nuestros dispositivos, tan solo a día de hoy un simple teléfono móvil realiza las tareas que antiguamente se realizaban con todos estos dispositivos:

Esta solo es una lista de funciones habituales, pero con los actuales sistemas operativos las posibilidades son prácticamente infinitas (salvo tal vez las funciones de llave inglesa o contrapeso para grúas…).

A esto hay que sumarle el hecho de que “solo” hemos hablado de un dispositivo, lógicamente habría que pensar en todos los demás dispositivos, personales o de oficina, en los que se almacena información, como son ordenadores, servidores, cámaras de fotos, tarjetas SD, discos multimedia, etc..

Esta larga lista sirve para hacerse uno a la idea de la cantidad de datos importantes para nosotros y que SI queremos conservar en caso de que se produjese algún problema en alguno de ellos y en las variadas formas de almacenamiento que tienen cada uno de ellos, por que por ejemplo no es igual de complejo recuperar la información de la memoria de un teléfono dañado que de su tarjeta SD.

Si queremos ver este tema desde un punto de vista mas técnico, los sistemas de almacenamiento se pueden categorizar de la siguiente manera:

  • Sistemas de almacenamiento mecánico (sin uso en la actualidad)
  • Sistemas de almacenamiento magnético (discos duros HDD)
  • Sistemas de almacenamiento óptico (CD, DVD, blu-ray)
  • Sistemas de almacenamiento electrónico-digital no volátiles (pen drives, discos duros SSD, memorias SD, chips en un teléfono móvil)

Todos ellos son susceptibles de tener un problema de perdida de información por una u otra razón.

Entonces, ¿que podemos hacer cuando un dispositivo que contiene información importante para nosotros falla?.

Lo primero, y mas importante, es conocer si es un problema físico o lógico

¿Cual es la diferencia?, bueno un problema físico suele ir desde le ha pasado tractor por encima a mi teléfono móvil, hasta mi disco duro ha dejado de ser detectado por la BIOS del ordenador.

Normalmente, cuando el problema es lógico, como cuando por error formateamos un disco duro que contenía datos, es mas sencillo recuperar esa información, las tareas son mas sencillas cuanto mas “lógico” es el fallo.

Sin embargo, todos los problemas tienen una “posible” solución, esta puede variar enormemente el uso de programas especializados en rescate de datos (como PhotoRec o HDDRegenerator), o una acción mas radical como es el cambiar la electrónica del dispositivo, las tareas son mas complejas cuando mas “físico” es el problema.

Pero aun así, se han dado casos de discos con datos recuperados tras pasar una temporada bajo el agua o tras se machacados físicamente por un elemento contundente como una caída desde un piso de altura.

De hecho, al igual que existen estos procesos y sistemas de recuperación, también existen maquinas y programas de eliminación de datos seguros, los cuales se encargan de romper físicamente los discos duros o dispositivos en cuestión en el caso de la maquinaria, o bien en el caso de software de borrado seguro, se encargan de realizar grabaciones repetitivas sobre las pistas para evitar que el contenido original sea recuperable, por ejemplo DiskWipe.

Resumiendo un poco, en la mayoría de los casos la recuperación de datos perdidos por una persona física (no hablamos de una empresa con datos perdidos en un sistema de Array de discos complejo en un servidor), son recuperables conprocedimientos que no necesariamente requieren unas herramientas caras o complejas, es mas un problema de tener elprocedimiento y los conocimientos para poder acceder a dichos datos.

En Paralel Cortex estamos preparando un curso especializado en recuperación de información, para que puedas facilitar este servicio cada vez mas demandado por el mercado.

Convirtiéndote así en un profesional mejor valorado por tus clientes y con muchas mas posibilidades de éxito.

Javier Gómez

Javier Gómez

Responsable Técnico

Javier es Ingeniero de Sistemas con 19 años de experiencia en el sector de la informática y las telecomunicaciones.

Entre sus habilidades se encuentran:

Amplio conocimiento de redes de datos (tecnologías, protocolos de comunicación).
Gran experiencia en gestión de servidores (Windows y Linux).
Excelente conocimiento del hardware de ordenadores y servidores.